10 julio 2008

ORACION: Los servidores de la Luz


En primer lugar escuchen con toda la atención sin esperar nada, pero a la vez sin que sus mentes se pierdan por el camino. Estén receptivos en esa escucha, no traten de asimilar, sencillamente escuchen.

Se habla para aquel que escucha, no para aquel que lee, no para aquel que observa. En este momento especial se habla para aquel que escucha.

Como servidores de luz, cuando asimilen lo escuchado hagan con ello lo que más les convenga, pero en principio no traten de que seres que no hayan escuchado comprendan, tampoco traten de aconsejar ni de explicar a nadie. Cada instante es único, único e irrepetible, cada energía condensada y agrupada es única e irrepetible, y en base a esa energía única es como se puede llegar a lo más recóndito de sus seres y hacerles sentir, de ahí que para quien no esté escuchando será difícil entender por más que uno trate de que comprenda, porque la vibración no la ha recibido.

Escuchen tranquilamente, dejen que los pensamientos que se agolpan vayan saliendo igual que entran para sí tratar de quedar en blanco, receptivos.

El hombre comenzó esta andadura espiritual como un juego. Después del olvido fueron llegando atisbos, pequeñas intuiciones de cómo podría ser el ser humano, y ahí, para de nuevo volver a despertar, el hombre comenzó a jugar y gracias a ese juego se fue introduciendo poco a poco para que estos servidores de luz pudieran tener la oportunidad de llegar a él, al ser humano.

En la medida que se fue llegando al ser humano, éste dejó de vivirlo como un juego y se adentró en sus profundidades, las profundidades de cada ser de humanidad. Si aquel que escucha no ha percibido que en momentos puede llegar a lo más profundo de sí sin mediación de nadie ni de nada externo, es porque aun hoy ve y vive el mundo espiritual como un juego.

Aquel que dejó de verlo como un juego, hoy ya tiene la capacidad de interiorizarse hasta lo más profundo de su ser para que de ahí vea y viva que él es ya un ser al servicio de la luz, y cuando el hombre comprende, ve y siente que él está al servicio de la luz, automáticamente todo aquello que piensa, siente e intuye se hace realidad, es cuando genera la magia, y eso está al alcance de todos los seres de humanidad, de todos, sin excluir a nadie.

En la medida que el hombre crea que él es un servidor de luz comenzará a sentirlo, y tal y como comience a sentirlo automáticamente sus actos serán servidores de luz, servidores de amor, servidores de la gran magia. Hablamos de magia para que comprendan que nada de lo que hoy hay tiene porqué continuar si el hombre así lo quiere, y eso para él es una obra mágica, poder cambiar en cada instante todo lo que él comprenda que no le lleva al lugar de ser un servidor de la luz.

Cuántas veces el hombre se ha preguntado el por qué está aquí, el para qué está aquí, cuantas otras tantas no se ha preguntado a si mismo quien es. La respuesta, la crean o no la crean, porque nada cambia, tanto da que el hombre crea en ello como que no, el hecho es, el hombre es un ser al servicio de la verdad, al servicio de la luz y del amor, ese es el hombre. Todo lo que no replique en este momento como servidores de la luz no sirve, y ya saben que todo lo que no sirve se desecha.

Y es, como se les viene diciendo, un acto voluntario del propio hombre, aunque ustedes no lo crean es un acto voluntario de cada uno de ustedes. Aunque a nivel consciente digan “no puede ser, si yo quiero esto, no quiero lo otro…” a nivel inconsciente no lo quieren, por tanto, todo lo que les ocurre en sus vidas, todo lo que viven, todo lo que ustedes tocan es un acto hecho por ustedes mismos, pedido por ustedes mismos en un momento determinado, aunque no sean conscientes de ello.

Por tanto, si ustedes mismos han pedido o pidieron ser servidores en este planeta para el despertar de las conciencias, en este momento puntual del planeta se les pide una respuesta. Ya el plazo se acabó y se les pide que den las respuestas en su propia vida, que se comporten como seres al servicio de la luz y la verdad, que todo lo que sus vidas, todo, lo que sus vidas les hagan vivir, todo aquel que se acerque a esa persona, a esa vida, sea realmente como un imán para poder ayudarle a hacer ese cambio aun sin palabras. Ser ese ser que imanta todo aquello que piensa, toca o vive para que así todo lo que le rodea se beneficie de ese acto de amor.

Si aquel que escucha no hace uso de esa herramienta que se le deposita en las manos y continua con su vida como hasta el instante presente, no entren en echar culpas a los demás, no entren en creer que no saben, no entren en creer si lo habrán entendido bien o mal, lo han entendido y, como siempre, en sus manos está el comportarse de esa determinada forma, cada cual sabrá, en base a su persona y su personalidad, cómo desarrollar y llevar a cabo ese servicio y no cabrá la duda de si lo está haciendo bien o mal, no cabrá la duda. Si la duda entra es porque no se está haciendo, ni bien ni mal, no se está haciendo uso de esa herramienta que se les da. Si hacen uso de ella no habrá dudas.

Se les dice esto porque el hombre, dado en el momento actual que está, duda hasta de si está vivo o no, duda de todo, por tanto se les dice literalmente: si hacen ese cambio en sus vidas y están dispuestos a ser una herramienta al servicio de la humanidad, al servicio del planeta, al servicio del hombre, al servicio de la verdad, en sus mentes no habrá duda y lo que hagan, poco o mucho, lo harán con plena conciencia de que están haciendo lo correcto. Si les aborda una duda es que no han cogido esa herramienta, han escuchado pero no lo han asimilado. Si eso ocurre no se preocupen, no se preocupen por nada, nunca jamás se crea vida para alterar al espíritu del hombre, siempre que la vida se crea es para que este espíritu pueda estar rebosante y poder llegar a cumplir con su deber. Si en este momento ustedes no asimilan, de nuevo se les hablará el día 8 del mes 8 y el día 17 del mes 8.

Como ustedes ya saben que todo, para que se pueda manifestar se les da en múltiplos de 3, el día 17 ya ustedes tendrán plena conciencia de qué hacer. Pero por favor se les pide, no lleguen a la ultima fecha, traten de cambiar sus actitudes y ponerse al servicio como servidores de luz, traten de creer que lo han asimilado todo, traten, traten de darse a ustedes mismos esa satisfacción de decirse: “me lo han explicado con palabras claras, tengo la necesidad de creerlo, por tanto lo he asimilado y voy a trabajar en mí para replicar con esa sabiduría, con esa fe de que lo he asimilado en su totalidad”.

Porque si actúan con esa idea que no dejan entrar ideas en la mente que les hagan preguntas y más preguntas, si dejan sencillamente que lo escuchado llegue al corazón, estos servidores de luz podrán trabajar con ustedes a través del sueño. Si se encierran ahora con sus ideas de que algo se ha quedado que no terminan de entender, automáticamente comenzaran a poner ideas, dudas, y ahí no se puede trabajas con ustedes. Cuando el hombre se cierra en la duda y el miedo no se puede trabajar con él. Si el hombre se queda con esa apertura sí se puede trabajar con él.

Recuerden que son seres que eligieron escuchar, recuerden que no existe la casualidad, recuerden que en un instante ustedes decidieron despertar.

El que ustedes crean que es hoy el día de ese despertar ya corre totalmente por su cuenta. Si ustedes recuerdan lo que tantas veces se les está diciendo, que el hombre es un ser hecho a la imagen y semejanza del Creador, que es el tiempo en que les toca despertar y que en un momento de la historia, antes de estar en un cuerpo humano, decidió despertar en la Tierra, éste es el instante, éste. Que lo crean o no ya es cosa de ustedes, pero éste es el instante.

Si trabajan con esa fe de que hoy sus conciencias se han elevado, si trabajan con la idea, única idea, de que a partir de este instante todo pensamiento, toda necesidad se irá cumpliendo, se irá dando, se irá solucionando, se solucionará, cualquier duda, cualquier temor, cualquier barrera que el hombre crea tener, si realmente cree que a partir de este instante puede cambiarla la cambiará.

Si todo lo escuchado lo vive como algo más de tantas otras veces que ha escuchado, nada cambiará en él, todo continuará igual, por eso se les ha dicho en un principio: sólo se habla para aquellos que están escuchando, porque transmitir lo escuchado sin que llegue al corazón es misión imposible. Pero para aquel que quiera escuchar, para aquel sí.

Al igual que están estos servidores en sus vidas en cada instante que ustedes necesitan, así deberán estar ustedes para los demás en cada instante que se les necesite. Pero ahí deben tener, por su bien, esa claridad que solamente se tiene cuando uno se ha puesto a la disposición de servicio, y es la claridad de que aquello que se demanda entra dentro de los planes del Creador, o lo que es lo mismo para que entiendan, cuando no es una necesidad humana creada únicamente por el propio hombre para satisfacer su ego. Cuando es una necesidad vital del alma, ahí sí, y eso solo lo pueden discernir cada uno de ustedes en base a la demanda, en base a cómo está hecha esa demanda y en base a la actitud que tiene ese ser que demanda.

¿Qué hacer antes de estos instantes que se les ha dicho que de nuevo se volverá a hablar? Depende de cada uno de ustedes. Lógicamente cada cual tienen su vida, cada cual se dedica a sus haceres, cada cual se reúne con determinados seres, depende de cada uno de ustedes, pero lo que sí debería de ser común es la interiorización, tener un tiempo, igual que se da un tiempo para el descanso, un tiempo para el alimento, un tiempo para la diversión, encontrar al día un tiempo, el que así cada cual crea, para la interiorización, para el encuentro consigo mismo, porque estos servidores estarán ahí, en lo más recóndito de ustedes, y les irán dirigiendo, qué hacer, qué no hacer, les regalarán paz, les regalarán inspiración, les regalarán decisión, todo aquello necesario para que ustedes puedan aportarlo a sus vidas y a las vidas de los hombres.

Como decimos que todo es novedoso, que entran en un tiempo que no es conocido por ninguno de ustedes, lógicamente las necesidades también son nuevas y desconocidas para cada cual, por tanto sus encuentros semanales quedan cortados en este instante hasta este día 8, en el cual ya se darán pautas sobre si retomar o dejar que culminen el día 17. Todo esto estará en base a sus reacciones, a sus compromisos y a su hacer ante el servicio de la luz.

Es lógico que cuando comiencen a asimilar les vengan preguntas, preguntas no como curiosidades sino como hechos necesarios para sentirse, para hacerse uno con ustedes, para sentir que están apoyados, mimados. En la medida que vayan sintiendo esa inquietud se les ira contestando individualmente, por eso es importante que se den sus tiempos de silencio y soledad hasta que lleguen a asimilar y ver por ustedes mismos el regalo que en este instante se les está haciendo.

Y de nuevo se insiste, no existe la casualidad, aunque crean que no son merecedores, el hombre, desde el mismo instante de su creación se creó para ser un servidor de la luz, es y fue el único propósito de la creación del ser humano, estar al servicio del amor y la verdad, de la luz.

Créanselo, porque en la medida que ustedes se lo crean, así van a replicar ante la humanidad.

Así sea.

5 comentarios:

ALMA dijo...

La oración es una constante Luz que llega a nuestras vidas.
Debemos vaciarnos de todo....
Pues Su gran inmensidad, Su plenitud, solo podrá albergarse si hay suficiente espacio dentro de nosotros.
Nuestra mente comprenderá desde su sabiduría, nuestros ojos podrán ver sin mirar, nuestros oidos podrán escuchar sin oir, nuestra boca hablará desde su verbo, y nuestras manos sanarán con el permiso de las suyas....y todo será Su plenitud.

VACIANOS DE TODO PADRE ....
Y VEREMOS, COMO PODEMOS SER DIOS.

Con amor.

CarmenRosa dijo...

Amigo, Oración, Los servidores de la luz. Muy bello, sus escritos espirituales tocan las fibras más hondas del alma. Lo felicito. Y gracias por su comentario en mi cuento, Nada es Eterno. Besitos y abrazos. Aquí tiene una amiga.

Silvia dijo...

Hola Adonai!!

Es un placer leer.. todo lo interesante que publicas!!

Luego seguiré leyendo lo que me falta.
Hay que ser obediente cuando a uno le hablan!!
Estaré atenta!

Cariños Silvia

María del Carmen dijo...

LA ORACIÓN ES LA ELEVACIÓN A LOS CIELOS, DONDE A DETERMINAD HORA NOS ESCUCHA DISO MISMO, Y EN OTRAS SUS MENSAJEROS DE LUZ, DE TODOS MOODOS SOMOS ESCUCHADOS.
AQUELLOS QU OREN CON EL CORAZÓN EL SEÑOR LOS ESCUCHARÁ.
EN VERDAD OS DIGO SI DOS DE USTEDES SE REUNEN A ORAR..." DIJO EL SEÑOR JESUCRISTO..
LA ORACIÓN TIENE PDER, FUERZA, Y QUE BUENO QUE HAYA GENTES QUE RZEN.
LE FELICTO POR TAL BLOG.
LE INVITO A LOS MÍOS

WWW.WLKTOHORIZONT.BLOGSPOT.COM
WWW.CUERPOSANOALMACALMA.BLOGSPOT.
Y LEER LA NOTA NATERIOR SOBRE ABRAZOTERAPIA.


WWW.NEWARTDECO.BLOGSPOT.COM
WWW.LASRECETASDELAABUELA.BLOGSPOT.COM

WWW.PANCONSUSURROS.BLOGSPOT.COM Y LEER LAS NOTAS SOBRE UNAABUELASTURIANA DE RANGO EINMIGRNATE Y UNA NOTA + ANTIGUA EL MENSAJE DEL ÁNGEL.

LE SALUDA MARIA DEL CARMEN DEJANDÓLE LA PAZ Y EL AMOR EN CRISTO NUESTRO SEÑOR.

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Hola Adonai, me parece bonita tu entrada y sobre todo la luz que se desprende del texto, la fe es importante independientemente de la filosofía de cada uno, lo que mantiene vivo a la fe es la creencia y la fuerza con que uno proyecta las imagenes o palabras.! la fe no se pierda!

Frases