11 agosto 2008

La Luz, elixir de vida


Relajen sus cuerpos, la respiración pausada, suave, hagan los movimientos necesarios para que su cuerpo no sea un impedimento durante el tiempo de oración.

Vayan más allá de las palabras tratando únicamente de quedarse con las sensaciones que estas les traigan. Recuerden que hoy es un tiempo especial, recuerden y vívanlo en lo más profundo como un regalo del Divino.

Hasta ahora hemos ido induciéndoles para que comprendan el momento de la Tierra, el compromiso del ser humano con la Tierra. Les hemos ido dando pautas para que ustedes mismos, voluntariamente, vayan tomando la responsabilidad que cada cual sepa en todo momento que va a llevar a cabo. No cojan mas allá de lo que comprendan que pueden ejecutar. Cualquier exceso por el momento, el impulso o el ímpetu de coger más de lo que puedan laborar, les perjudicará.

Deben comprender, como hemos venido diciendo, que el hombre debe llevar a cabo sus pensamientos, debe dar forma a esos pensamientos que le inundan. El pensamiento en sí no vale de nada si no se le da forma y se plasma en algo concreto en este espacio concreto que vive el hombre. Todo aquello que ustedes acumulen en el pensamiento y no le den forma dañará sus cuerpos. Deben ser consecuentes porque nadie en ningún momento les induce a coger más de lo que ustedes puedan llevar a cabo. No sirve mejor el que más toma, sino el que más hace.

Si un ser tiene una idea y esa la lleva a la culminación, le da forma, ha servido, ha servido a la vida, si un ser tiene mil ideas pero no da forma a ninguna, no sirve a la idea. No servir a la idea es no servir al prójimo, no servirse a sí mismo y no servir a la Luz. Recuerden que estamos en el tiempo de la Luz, recuerden que voluntariamente ustedes han decidido añadirse, agruparse, unirse a estos Servidores de Luz.

Por tanto, aquel que sirve a la Luz, sirve, de servicio, de humildad y de hacer. Aquel que sirve a la Luz no necesita cantidad, necesita calidad. Aquel que sirve voluntariamente a la Luz debe de dar con su estar ejemplo de lo que es la Luz, que es el elixir de la vida.

Recuerden que decíamos que la mentira se relacionaba con la oscuridad. El hombre no debe mentir y al hombre que sirve a la Luz le está prohibido mentir, prohibido, sí, tal y como ustedes entienden como prohibición, le está prohibido mentir. Aquel ser de humanidad que se dice Servidor de Luz no miente. Y recuerden que la mentira se filtra de mil formas. Callar cuando el hombre debe hablar es realmente una forma de estar mintiendo porque no se está dando el servicio a la verdad. Aquel que amaña sus palabras para alagar es otra forma de mentir. Deben desvelar cualquier forma que tenga la mentira y desecharla de sus vidas desde este instante, por su propio bien.

Y vamos a introducirnos y explicarles el por qué les hablamos así dado que ustedes, cada grupo de oración que se reúne con la intención de avanzar dentro de este estado de consciencia para dar un servicio al hombre pasando por servirse a sí mismos, ya son Servidores de Luz aunque no se den ese nombre. Aquel ser de humanidad que sirve a otro ser de humanidad ya es, sin él saberlo o pretenderlo, un Servidor de la Luz. Si a eso le añadimos que ese ser que sirve a otro ser voluntariamente quiere avanzar dentro de esa consciencia y elevar voluntariamente su vibración, ya se les abren las puertas de estos servidores y es uno más.

Eso depende de cada uno de ustedes, no hay ninguna prisa en querer ser Servidor de Luz, ninguna prisa en querer ser distinto por distinción con otro ser de humanidad. Sí hay urgencia en la vida en que ustedes están, de ese servicio voluntario en estos momentos en que la Tierra está en pleno desarrollo energético y sí hay necesidad de seres conscientes al servicio de la Luz, por eso se les abren las puertas y se les lleva paso a paso para que su cuerpo les acompañe con salud, su mente esté clara y puedan servir y vivir dentro de la necesidad o necesidades de cada ser de humanidad.

Cuando les decimos “por el bien de ustedes”, recuerden que en otras ocasiones les hemos dicho que cuando la documentación que tienen en sus mentes no es clasificada y dan muestras de aquello que está aprendido, todo aquel conocimiento les perjudicará, a eso es a lo que nos referimos en “por el bien de ustedes”. Cada vez que escuchen esta palabra es para que no vayan mentalmente más allá de lo que sus fuerzas físicas puedan llevar a cabo, para que esos momentos de entusiasmo o ímpetu no les lleven a pensar más o a comprometerse más de lo que realmente puedan dar, porque, recuerden, aquel que se compromete aun sin él saberlo, simplemente con su actitud, ese ser ya está cumpliendo y, por tanto, ya se cuenta con él.

Si un ser cuenta con otro y este otro no acude, está dejando de hacer algo que se le encargó. Por eso, no tengan ninguna prisa, ustedes asimilen aquella idea o ideas que saben que van a ejecutar y rechacen todas las demás que se acumulen en sus mentes pero que no vayan a llevar a cabo, así sus mentes se relajaran, no se sentirán frustrados, sus cuerpos les acompañaran en fuerza para llevar a cabo aquello que decidan y éste se sentirá totalmente integrado con los Servidores de Luz, totalmente.

El hombre, normalmente por educación, podríamos decir por inercia, se ha dejado llevar, arrastrar, en ideas, pensamientos y hechos, pero realmente lo que a ese espíritu le hubiese gustado o deseado quizás no fuera nada de lo que hasta el instante ha hecho, mas se dejó llevar y arrastrar por lo que él llama las circunstancias de la vida. Pero si para un mínimo se da cuenta de que esas necesidades de la vida no son realmente las suyas, sino que ha ido más allá, mas rápido de lo que su energía podía, y por tanto ha entrado en un inconformismo con él mismo. Por todo esto es por lo que queremos que acepten lo que son y cómo son después de conocerse.

Conozcan su ritmo, no vayan más allá de él y comprométanse única y exclusivamente con aquello que vayan a llevar a cabo y a dar forma concreta en este espacio-tiempo. Eso es lo primero que el hombre tiene que aprender a hacer, a caminar únicamente con su propio ritmo y no con el impuesto o el auto impuesto.

El siguiente paso debería de ser, ya a estas alturas en que está la Tierra, llevarlo a cabo sin temor alguno, el saberse que en cada instante está siendo arropado por estas fuerzas de Luz que, como otras veces hemos dicho, no puede haber equivocación para el ser humano. En el tiempo de la Luz no puede haber ninguna equivocación, está dentro de la mente del hombre. Elijan lo que elijan no pueden equivocarse porque no existe, igual que no pueden morir porque la muerte no existe, pero lógicamente en sus mentes está y así viven, viven con la equivocación, con el miedo a la muerte y con tantas y tantas limitaciones que se les tienen que ir destapando una por una como a los niños chicos, para que vuelvan a tener fe en sí mismos, en lo que son, para que sepan que cualquier movimiento que decidan hacer, cualquier compromiso que decidan coger, por grande que les parezca, pueden llevarlo a cabo, cualquiera, pero tienen que romper con la inercia en la que ustedes mismos se han metido.

El hombre es vibración constante, movimiento constante, no existe para él la inercia, no existe. La inercia es quietud y la quietud lleva automáticamente a la rigidez, y la rigidez a lo que el hombre llama muerte.

El hombre, dentro de esa energía, puede dosificarse para estar en constante movimiento. Hasta en el sueño está el hombre vivo, porque no existe en él nada que se parezca a la rigidez, nada.

El hombre debe comprender que para hacer y sentirse Servidor de Luz, para crear y respirar vida, el primer requisito es dejar la mentira al lado y el segundo ejecutar cada una de las ideas, darles forma para que todos los seres de humanidad vean que se puede llevar a cabo, que se puede vivir dando alimento de conocimiento a todos los seres de la Tierra.

Sean ese reflejo para que todos puedan ver un destello y seguirlo. Ustedes, sin saberlo, cada grupo que se reúne quizás sin saberlo, están siguiendo un reflejo, un reflejo de la Luz de los Servidores de Luz, y en su día apostaron y se comprometieron con ello. Eso es lo que el hombre debe de dar en este momento a la humanidad, lo mismo que han estado tomando hasta ahora, ser reflejos para otros seres que están durmiendo.

Y no son las palabras lo que va a hacer despertar al hombre, sino la actitud de éste la que va a hacer despertar otras necesidades, otros sentires y, por tanto, otros Servidores de Luz, y así la humanidad seguirá su curso, ese es el paso que lleva la humanidad.

Ustedes van un paso detrás de estos servidores y un paso por delante de los seres que duermen. Deben ubicarse por un sentir, deben ubicarse por un sentir en el punto en el que cada uno de ustedes está y actuar en consecuencia. Recuerden que hemos comenzado diciendo “no cojan más responsabilidad de la que vayan a poder asimilar y dar”, y ahora se les dice, van un paso por detrás de estos servidores y un paso por delante de los durmientes.

Si hasta este instante ustedes han estado dirigiéndose con esa actitud y con plena seguridad de que han sido y están siendo guiados, con la misma actitud deben mostrarse calladamente ante los demás seres, deben guiar a seres que necesitan de ustedes. Pero estos seres que los necesitan van a tener que ver cómo viven lo que sus palabras transmiten, cómo viven, porque lo que van a escuchar son palabras y como dice el hombre “las palabras se las lleva el viento”, van a tener que ver hechos, van a tener que ver su actitud y actitudes en todo momento.

Les hemos estado guiando y en cada momento les hemos dado un conocimiento para que puedan tener plena conciencia de lo que hacen, el por qué y cómo, y en base a eso decidir y actuar. Se les dieron fechas y ustedes se preguntarán qué sentido tiene. No podemos entrar en muchos detalles, pero quédense con la idea de que tiempo atrás les hemos ido diciendo que la energía de la Tierra ha llegado a su gran despertar y los hombres, como hasta ahora observamos, en su gran mayoría aun están durmientes.

Cuando la Tierra alcanza ese despertar no lo hace por casualidad, todo tiene un momento, todo está total y perfectamente sincronizado, recuerden lo que muchas veces les hemos dicho, es como un gran puzle que esta todo siendo encajado; cuando todas las piezas del puzle encajan eso genera una vibración tan alta que puede abrir lo que se llama literalmente ventanas o puertas a otros universos. Esas ventanas o puertas a otros universos es lo que está ocurriendo ahora en la Tierra. Y el mes 8 es el mes de la Luz, por tanto, si les hemos hablado que la mentira es oscuridad y la verdad es la Luz, que la Luz es el elixir de la vida, lógicamente en este mes es cuando se abren todas esas ventanas o puertas porque la Tierra se pone en esa posición y vibración para que entren a ella todos esos Seres de Luz y esa energía sea dada a los seres humanos.

Hay otras fechas que ya se les irán dando, pero quédense únicamente con esas puertas de Luz, esos ventanales donde el hombre puede tanto recibir como dar, porque recuerden que el hombre, el ser de humanidad, tanto aquí en la Tierra como en otros lugares es necesario porque ustedes son hijos de la Luz, no hijos de la Tierra, hijos de la Luz. Si son hijos de la Luz son Servidores de Luz conscientemente en la Tierra y en otros lugares, y en estos instantes tanto pueden laborar en la Tierra como en otros lugares. Y aquel que sabe quién es está trabajando, está formando de esas ideas resultados en todos los espacios en los que se mueve, alternativamente. El hombre cuando así lo sabe y lo desea, puede estar en más de un mundo, en más de un lugar.

Durante un tiempo corto para la Tierra, instantes para los universos, el hombre debería interiorizarse para tratar de sentir todo lo que está ocurriendo en el planeta y darle nombre y forma. Es momento de poder hacerlo.

Les estamos dando posibilidades de todo lo que pueden hacer y, repetimos, no cojan más de lo que vayan a dar forma, pero es el deber de estos servidores decir lo que está ocurriendo en este espacio de tiempo corto para ustedes.

Si así lo desean, si así cada cual se siente, puede realmente darse cuenta de lo que está ocurriendo. Con ese tiempo de interiorización, con esa vibración que ahora les están regalando, no hoy puntualmente, hoy en especial pero continúa, no se corta porque ahora vayan ustedes cada cual a sus haceres, la Tierra la tiene, está respirando y ustedes pueden realmente respirar toda esa maravilla y saber qué hacer con todo ello. Pueden tener miles de ideas y dar forma a esas miles de ideas, pueden saber perfectamente quiénes son y para qué están aquí, y no por ello van a tener lo que ustedes llaman más trabajo o mas compromiso, no, sencillamente, naturalmente, ¿quién soy?: un Ser de Luz, un servidor que decidió estar en la Tierra a oscuras pero que hoy despertó, y hoy he decidido laborar en otros mundos, en otros lugares, con otros seres, y lo voy a hacer porque sé quién soy.

Ese es realmente, ese y no otro, el sentido que tiene el hombre hoy en la Tierra, saber quién es y decidir qué hacer. Cuantísimas posibilidades tengo, todas…, pues voy a hacerlas y voy a dar muestras para aquel que quiera ver porque es momento, es momento de hacer lo que ni tan siquiera el hombre se cree capaz de hacer.

Como decimos, van a tener unos días por delante. Fechas puntuales: el día 17. Pueden o no reunirse, depende de cada uno de ustedes. Lo que sí conviene, decidan lo que decidan, es estar en quietud, estar alertas como aquel niño que está esperando una llamada, que está esperando una indicación, algo maravilloso, alegre.

Estén con esa actitud y estén seguros de que allá donde se encuentren, con esa actitud recogerán su enseñanza.

Estos Servidores de Luz están disponibles para todo aquel que decida hacer en estos momentos y en cualquier otro momento, están dispuestos a darles las enseñanzas que ustedes quieran recoger, están dispuestos a guiarles el tiempo que ustedes decidan que necesitan, porque nadie nos obligó, nadie, por tanto, al ser de humanidad, ¿quién puede obligarle?

Amén.

2 comentarios:

Alma dijo...

Nadie nos puede obligar ni apagar lo que cada uno siente en su interior, y le hace feliz....aunque los demás no te entiendan....Hay momentos tan plenos.....Durante la oración, habla el hombre y escucha el cielo, durante la meditación escucha el hombre y habla el cielo.

Con amor. ALMA.

Shanty dijo...

Tu blog es un remanso para el espíritu.
Besos,
Shanty

Frases