15 mayo 2008

ORACION: LA CONTEMPLACION


El hombre, aunque aparentemente visto desde afuera se ve como un ser inconsciente por sus obras, su comportamiento y la destrucción que lleva tras de él, parece como si fuese totalmente un hombre dormido, un ser de humanidad no válido. Aparentemente es así, es lo que ve el ojo humano tras la mano del hombre, pero en su interior aún le quedan atisbos de esa esencia de buen hacer, aunque no lo muestre.

Decimos esto para que comprendan todo lo que a continuación escucharán. Y vamos a comenzar por ese tiempo contemplativo que el hombre ha interpretado mal y llama tiempo vacacional.

Cuando la Creación se culminó, dicen que descansó, descansó para contemplar Su obra. Y todo ser humano, aunque en apariencia sea caótico, tiene todavía esos atisbos de esencia y se retira un tiempo que él llama dentro de ese deterioro “vacacional”. Pero seres humanos que no se van de vacaciones, también tienen su tiempo, que debería de ser lo lógico, lo normal y habitual.

Pensaran que, por ejemplo, en los países tercermundistas todo es pobreza, trabajo, esclavitud. El occidental cree que ese ser humano lo pasa mal, no vive, y está muy lejos de la realidad. Esos seres todavía guardan ese conocimiento o sensación de que el hombre debe de tener su tiempo para contemplar, y no lo hacen una vez al año, lo hacen a lo largo del día, al ponerse el día. Cualquier tribu por alejada que esté, cualquier civilización por interiorizada que esté, tiene su tiempo contemplativo para ver lo ocurrido tras el día y poner en común todo lo necesario para continuar al día siguiente.

Pero dentro de ese gran deterioro, el hombre ha tomado este tiempo como vacaciones una vez al año. Es triste que después de esas llamadas vacaciones el hombre venga todavía más apurado, apurado económicamente, psicológicamente y emocionalmente. La inmensa mayoría, sin darse cuenta, a un nivel muy inconsciente se está enfrentando, se está contemplando a ese nivel inconsciente, cuanto menos la convivencia con sus semejantes.

Y, ¿qué puede contemplar un hombre, un ser humano, hombre o mujer, en esos 15 o 30 días después de grandes estreses y problemas de todo tipo?, ¿qué contempla? ¿Contempla a la mujer, al hombre, a los hijos o las personas que hayan ido con él? Lo que ve no le gusta, y ¿a nosotros, seres orantes, en qué nos puede ayudar eso?, ¿nos puede dar luz a continuar con nuestro hacer, con nuestra evolución? Sencillo: a no caer en el mismo error que los demás seres humanos, a tener el tiempo que cada cual necesite, pero no vivido como una vacación, un punto y aparte, o como un cortar para –como se dice- renovarse, no; es coger ese tiempo necesario que cada ser de humanidad necesita, y no obligatoriamente una vez al año, pero dejémoslo con el tiempo que cada cual necesite, pero vivido desde el otro aspecto para dar toda la importancia que realmente tiene. Tiene una gran importancia que el hombre viva las cosas cotidianas elevando al máximo su cualidad, subiéndolas al máximo posible, como por ejemplo el llamar tiempo de vacaciones o llamar tiempo contemplativo.

Cuando uno sabe entra dentro de esa inconsciencia, como decimos también contempla, pero al no tener la conciencia de lo que está haciendo contempla únicamente esos 15 días o ese mes, cuando debería contemplar todo el año, todo el día, todo el tiempo que ha vivido. Ese es el tiempo contemplativo que ustedes llaman vacaciones.

Estaría bien que todo el mes, y ahora entraremos por qué el hombre en su gran mayoría ha optado por dar el tiempo contemplativo al mes 8, a agosto, la gran mayoría de la humanidad salvo las excepciones que hemos comentado que es diariamente el tiempo de contemplación, lo han dejado para el mes 8, y siempre ha sido así. Curioso, ¿verdad?, cuando las cosas no se saben uno puede pensar que es por el calor, otro que es una necesidad del cuerpo, pero ¿por qué ese mes y no otro? Si, cada vez hay más seres humanos, mas empresas, mas y mas de todo, y ya alargan, se cogen en junio, julio, septiembre, octubre, pero siempre ha sido el mes de agosto, el mes 8, cuando el hombre ha dedicado inconscientemente a relajar su cuerpo -entre comillas lo de relajar-, hoy en día. Más o menos ya captaran por donde les queremos inducir.

Veníamos a lo largo de estas semanas, de estos encuentros, dando la importancia que tiene el numero 8, el mes 8, el día 8, y en general ya les expresamos que todos los llamados trabajos, todas las personas, los seres que quieran realmente dedicar a ese interior, a ese espíritu, a esa alma una dedicación, sería bueno que cogieran las 8 sin importar si vamos dos horas por delante o por detrás, no importa, es el numero lo que importa. Ustedes hoy van dos horas, pero las 8 son las 8, su mente ya sí lo programa, no les llaman las 20, sí saben que son las 20, pero son las 8 de la mañana o de la tarde. Ahí es donde debe el hombre hacer hincapié por lo que ya les hemos explicado muchas veces.

Cuando el hombre se compromete y va a por todas, a elevar esa energía, ese nivel de conciencia, tiene que saber que cada pequeña cosa a la que no ha dado nunca importancia la tiene y mucho, porque es como ese gran engranaje en donde todo coincide, donde todo el universo se pone, como ustedes dirían, a laborar.

Ya el hombre, al no dar importancia a estas pequeñas cosas y otras, va perdiendo el sentido, y cuando realmente quiere retomar algo ya no sabe por dónde comenzar. Y todas estas pautas que les hemos ido marcando, han sido para que ustedes eleven el nivel de conciencia, la vibración, y que no la bajen, dado el tiempo en que se encuentra la tierra.

Si les decimos que es un nuevo resurgir, un nuevo renacer del planeta y del hombre, ya pueden imaginar que se renace bajo el numero 8. Por eso, normalmente, al 8 siempre se le teme, no al 13 como ustedes piensan, eso son supersticiones, pero a un nivel de universo donde todo, cualquier pieza que pensemos encaja, todo se elabora, todo coincide con el 8.

Ahí podemos hilar muy fino si se quiere, y corresponde hacerlo. Ustedes tienen, por ejemplo, mucho amor a las formas geométricas como el cuadrado, la pirámide o el triangulo, pero ¿y el octógono? Claro, pueden pensar “qué bobada, ¿cómo eso nos puede elevar la conciencia, mantener y no bajar la vibración en el tiempo contemplativo?”.

Si se ve así desde fuera, tanto que tiene que hacer el hombre en sí mismo como cambios de conducta, de mentalidad, de actitud, ¿cómo hablar ahora de formas geométricas nos va a poder ayudar a todo ello? Sencillo, mírenlo bajo la forma de universo que hablábamos el día anterior [1], no dejen al azar absolutamente nada. Si el hombre quiere realmente hacer un trabajo interno de alquimia, tiene que coger todo lo que existe, todos los elementos que él conoce, el aire, el fuego, las formas geométricas, la numerología, el día, la hora, todo. Y como ustedes comprenderán, con un mes que tienen por delante, se les dirige únicamente para que cada cual haga aquello que sienta que tiene que hacer. Si no lo cree importante y necesario, si se siente bien, pues no hagan nada, pero nuestro deber como personas que están pendientes de los seres orantes, es decir lo que debían. Ustedes harán lo que crean más oportuno.

Estaban pensando en dejar el día 8 y tomarse su tiempo contemplativo, no lo olviden. Nosotros nos despedimos hoy. ¿Por qué? Porque el hombre tiene que retomar su espacio en libertad plena y consciente para mantener esa vibración sin ayuda. Y qué mejor que aliarse, ponerse en sintonía con el día, el mes y la hora en el que el universo se sintoniza con toda la galaxia, con todo lo que existe.

Durante el mes que ustedes llaman agosto, toda la galaxia comienza a retomar cada movimiento y ponerse a punto, ajustarse. ¿Qué ocurre con el planeta Tierra dentro de esta galaxia?: dada la evolución de él y los seres que lo habitan, necesita vitalmente que la reajusten, que la sostengan, sí, que la sujeten, y siempre podrán observar que en ese mes vacacional hay mas seres que se marchan, mas catástrofes, mas –como ustedes llaman- desgracias. Lógico, porque cuando algo se ajusta o reajusta, y cosas o seres no están en su lugar, tienen que quitarse de ese lugar, por tanto tienen que desaparecer de ese planeta en ese momento, para volver a renacer siempre –no lo olviden-, pero en un principio el hombre lo vive como desgracias y catástrofes, y es un reajuste. A ese reajuste es al que queremos que cada uno de ustedes, durante este tiempo, se acople en la medida que cada cual crea necesario, no hay obligaciones, criticas ni ajustes de ningún tipo, hay una libertad total para que cada uno de ustedes haga lo que crea conveniente con su vida y con su hacer. Es una recomendación dada a todo el trabajo y la trayectoria que hemos venido haciendo.

Pero ¿qué puede ocurrir? Puede ocurrir que vivan este espacio contemplativo como un espacio vacacional, y no pasara absolutamente nada, aclararán sus mentes de todo lo enturbiado, cansado, y renovarán su cuerpo con un buen relax, pero ¿qué alimento le van a dar a su espíritu?, ¿qué temple va a tener su alma? Ahí es donde queremos hacer hincapié. A parte de que relajen sus cuerpos y se diviertan, que deben de vivir la vida dentro de esa alegría, de esa diversión, es alimentar diariamente a ese espíritu y templar esa alma. Y una recomendación para que les sea más fácil es que se reúnan, sí, que se reúnan como tiempo de contemplación, llamémosle de diversión, pero sin olvidar que todo el conjunto de este grupo es el que mantiene la vibración que cada cual tiene, por separado hay mucho alto y bajo, pero en un conjunto, cuando se conjugan esas energías se puede trabajar con ustedes, se puede bien trabajar con ustedes.

Traten durante este tiempo de retomar todo lo que han escuchado, de no olvidar absolutamente nada, de visualizarse como lo que son, seres de luz, de mantener sus cuerpos sin enfermedad, de observar sus pensamientos, sí, observarlos, que no quepa ni por un instante el juicio ni la crítica, y mucho menos la envidia. Apóyense unos a otros, cojan el tiempo que les estamos diciendo, habitúense a tomar ese número, bien 8 de la mañana o de la tarde, y tomarse su tiempo de contemplación para ver el día, para sentirse, para observar esas emociones, para ver dónde ha habido o se ha colado un mal pensamiento, para pedir disculpas si son necesarias, y durante el resto del día traten de apoyarse y motivarse. No es que durante el resto del año eso no se deba de hacer, creemos que se entiende que durante todo el trabajo y la trayectoria ya saben lo que es correcto o no, lo que les hace crecer y lo que les mengua, ya saben que tienen que elegir, elegir y elegir, ya saben que con quien convivan es con quien más esfuerzo deben hacer para elevar ese nivel de vibración.

Durante todo el año, pero este tiempo, insistimos, no lo cojan como vacaciones. Témplense y sitúense con la necesidad que cada cual tenga de ajustarse y reajustarse y poder llegar a la noche y sentirse tranquilos, en paz y sobre todo sentirse felices. Que no haya ningún resquemor, ninguno. Si tuviesen el menor resquemor, soluciónenlo.

Sabemos que lo sabrán, pero se les repite para que no lo olviden. Cuando un ser, un grupo se propone hacer un trabajo interno de elevar la conciencia, de sintonizar con la vibración universal, no puede hacerlo en solitario. Ningún ser de este planeta ni de esta ni ninguna humanidad puede hacer ese trabajo en solitario.

Son pequeños o grandes grupos que reagrupan esa energía para así poder evolucionar aunque en última instancia se tenga que entrar por esa puerta en solitario, por última instancia, en todas las civilizaciones, en todos los universos, en todos los mundos, en todos, se entra en sintonía con el universo a nivel grupal porque se refuerzan unos a otros, se apoyan unos a otros hasta alcanzar esa vibración necesaria que el hombre necesita en este instante en el planeta. Por eso les pedimos que no dejen de reunirse el tiempo y los momentos que cada cual necesite. Y por supuesto, estar templados como venimos diciéndoles estas últimas semanas o encuentros.

No piensen en ningún momento en las catástrofes, no piensen en ningún momento en las desgracias, no existen, existen reajustes. El planeta se reajusta, la familia se reajusta, el anciano se reajusta. Son reajustes necesarios para la evolución de la raza y del planeta, no lo vivan como catástrofes, no bajen ese nivel emocional.

No tengan pena de todo lo que escuchen, ahí se les dice que se templen. Cambien ese instante de tristeza que tienen cuando escuchan la llamada desgracia, cámbienla como comentábamos la semana pasada, mándenles luz, diríjanles a otros mundos, a otros lugares para que de nuevo se vuelvan a reajustar. Nada se pierde, nada, ese es el trabajo más importante que debería hacer el ser de humanidad, apoyar cualquier decisión del Cielo de llevarse a seres, apoyarles y no vivirlo como una desgracia.

Si supiese el hombre, si por un instante se diese cuenta cómo en ese instante de desgracia que vive como tal y le entra esa tristeza en el corazón, cómo se densifica y cambia automáticamente su vibración, si en ese instante tuviésemos que recoger a uno de ustedes nos sería imposible. Cuando el hombre densifica tanto su vibración, cuando se desintoniza con esta frecuencia en la que todos estamos, no podemos alcanzarles.

Si una tristeza en un tiempo como el que estamos se apodera de su corazón, automáticamente tienen recursos suficientes, experiencias suficientes para retomarlo al instante. No dejen pasar horas y mucho menos días, estén siempre a punto para que se les pueda hablar, para que se les pueda recoger, para que se les pueda dirigir hacia donde cada uno de ustedes se ha propuesto caminar.

Si les entra la tristeza, el miedo, la ira, la rabia -nombramos todo aquello que baja al hombre de vibración hasta niveles que ustedes no pueden ni imaginar-, observando lo que hemos comentado muchas veces, lo que a cada uno de ustedes les haga sentirse felices, plenos, lo que cada cual conoce de sí mismo, en un instante pueden cambiar -como poco-, de la tristeza a la esperanza, y cuando el hombre cambia de la tristeza a la esperanza es un primer paso para alcanzar la felicidad, no la llamada así por el hombre sino la plena felicidad, la que ya no duele, la que ya nada ata al hombre a este ni a ningún otro lugar.

Por último, si alguno de ustedes por lo que fuese necesitase de estos servidores, ya sabe, porque así cada uno de ustedes lo decidió, que hay una conexión directa, solo es interiorizarse y pedir lo que cada uno necesite.

Por nuestra parte solo diremos que pasen un tiempo contemplativo para que sus espíritus y su alma puedan estar, puedan estar…

Amén.



[1] Oración del 18-7-2007: Una vía sin retorno

4 comentarios:

ALMA dijo...

Es una necesidad: La de casi todos los días de mi vida, ausentarme un tiempo, para poder ser, solo ALMA, un reencuentro conmigo misma,, que no podía comprender y ahora sé que hay un porqué.
Necesito a los maestros de la Naturaleza, árboles, pájaros, hormigas....creación....necesito jugar muy en serio, como una niña a, AMAR AL AMOR, para poder ser feliz, donde toda la humanidad, se úne en un solo sentimiento, razas, étnias, escalas sociales, fronteras....ya no existen, solo un hogar, la Tierra, y un único deseo, que evolucione la humanidad, para ser cada día mejor.

YO MISMA ME PONGO EN ACCIÓN

1 lA VOLUNTAD DEL AMOR, ES AMAR
2 LA VOLUNTAD DEL AMOR ES BUENA
3 LA VOLUNTAD DEL AMOR ES LUZ
4 LA VOLUNTAD DEL AMOR ES FELICIDAD
5 LA VOLUNTAD DEL AMOR ES PAZ
6 LA VOLUNTAD DEL AMOR ES PUREZA
7 LA VOLUNTAD DEL AMOR ES
EQUILIBRIO
8 LA VOLUNTAD DEL AMOR ES BONDAD.

Con amor .Alma.

M@R dijo...

HOLA,,,
ES MI PRIMERA VEZ AQUI,,,
MUCHA PAZ Y AMOR,,,

UN ABRAZO AMIGO,,,

M@R dijo...

HOLA,,,
ES MI PRIMERA VEZ AQUI,,,
MUCHA PAZ Y AMOR,,,

UN ABRAZO AMIGO,,,

STELLA MARIS TABORO dijo...

LLEGUÉ POR CASUALIDAD AQUÍ , EL IMAN FUERON SUS PALABRAS DE AMOR Y PAZ.

Frases