30 mayo 2009

La esperanza en la vida

Recuerden que en muchas ocasiones hacemos hincapié en que deben unificar la mayoría de lo escuchado.Traten de recopilar, tanto en sus vidas como en sus encuentros, todo aquello que haya llegado a su interior, no vivan aisladamente las oraciones.

Cuando decimos que el hombre debe de tener esperanza en la vida, recuerden que en otras ocasiones hemos desarrollado qué es la vida. La vida no es lo que vive el ser humano. A lo que el hombre llama vida no es a la que nos estamos refiriendo. La vida en mayúsculas, eso que ustedes sienten en el interior y no saben cómo expresarlo o darle forma, la vida a la cual hacemos referencia es esa que ustedes intuyen grandiosa, inabarcable, amorosa, esa que hoy no se da en el planeta Tierra. La que hoy vive la humanidad no es la auténtica vida, es una supervivencia de cuerpo.

La esperanza de vida es esa que ustedes deben de rescatar. Esa pasa por recoger todo lo que el hombre lleva en su imaginación y plasmarlo, todo lo que lleva en su ideal y plasmarlo, todas las sensaciones de pureza, sinceridad y claridad y plasmarlas. Esa es la auténtica vida. Esa es la raza de humanidad venidera y esa es la que le corresponde al hombre rescatar, en esa deben tener esperanza cada uno de ustedes. Cada uno de los seres de humanidad debe tratar de hacer una reflexión para sus adentros y comprometerse hasta lo más profundo para poder rescatar esa vida.

¿Qué es lo que el hombre está haciendo? ¿Por qué se conforma –recuerden la oración de la conformación y la conformidad- con vivir esa vida mediocre, esa vida de insatisfacción, esa vida pobre? ¿Acaso el hombre no repara en la necesidad interna de vivir esa grandiosidad?

Porque cada ser humano en momentos siente que lo que está viviendo no debe de ser lo único, que debe haber algo más, y quien así lo siente espera a la llamada muerte para rehacerse. No esperen a la llamada muerte, deben hacerlo en la vida, pero deben darle la palabra en mayúsculas, no deben conformarse con la vida que el hombre vive en su mayoría, insatisfechos en todo lo que hacen, viven a medias en todo lo que tocan.

¿Por qué no se preguntan pero con pureza?, ¿Por qué replican en algo que sienten que no les va a llevar esa vida que anhelan?, ¿Por qué continúan con las mismas necesidades o aun aumentándolas si ven, si sienten que esto no les va a llevar a donde la raza de humanidad debe de ir, a donde cada uno de ustedes intuye que han de estar? Deben sincerarse con ustedes mismos, por qué están replicando como la gran mayoría, por que se dejan arrastrar, por qué, háganse esa pregunta.

Si unifican todas las oraciones, todos los encuentros, todas las conversaciones, observarán, recordarán que el hombre en su interior no tiene ningún límite, que los límites se los está poniendo la mente, los impedimentos se los está poniendo la mente, recuérdenlas. Cualquier impedimento del tipo que sea se lo pone uno a si mismo porque la mente así lo quiere, así lo quiere. Pero si nos adentramos más, y ahí es donde debemos de ir, ahí deben de estar alertas, deben de sentir las palabras, y no escucharlas, para que se les quede en lo más profundo y se impregnen de ellas.

Si les hablamos para que ustedes nos entiendan, es más de lo que ustedes entienden y lo que ustedes están entendiendo, observen sus vidas: ¿les lleva a algún sitio todo este gran entendimiento? Mejor que asimilen sin tratar de entender, mejor que sientan porque allá donde les queremos llevar desde el inicio de los encuentros, aparentemente no van a entender, aparentemente, pero sí va a influir en sus vidas para que poco a poco vaya naciendo ese cambio de conciencia. Por eso debemos de ir más allá aunque en las palabras no se entienda.

Hace tiempo les decíamos que les tratábamos como a niños de párvulos y les hacíamos ver con claridad cada paso que se daba. Se habló de energía, se habló de estados de conciencia, se habló de mente universal con palabras sencillas. No podemos estar recordando constantemente. Ustedes deben vivir porque en cada uno de los encuentros, finalizando estos se les da una pequeña clave, una, para que ustedes la vivan, porque es a través de la vivencia donde van a poder llegar a entender aquello que con palabras no entienden, a través de vivir lo poco o mucho que se les quede en su interior es lo que les va a dar la posibilidad de dar ese paso hacia adelante, ese paso hacia esa nueva forma de vivir.

Pero si ustedes escuchan sin unificar todo lo que se les ha dado durante tanto tiempo y viven aisladamente, escucharán en vano porque sus vidas no van a alcanzar esa vida en mayúsculas.

De todo ello hemos hablado, y para ir más allá siempre, porque todo parte del Uno, siempre se hace referencia a lo ya hablado pero no se pueden entretener con las mismas palabras o conversaciones, deben rescatar y vivir, rescatar las experiencias y sensaciones que han tenido y vivirlas para ponerlas a disposición de un grupo.

Y decimos todo esto porque ustedes pierden de vista y hoy se les va a recordar. Cuando hablamos de energía, energía es todo, todo, todo con mayúsculas. La energía es conformada en base a las sensaciones y necesidades de un espíritu, pero energía es todo. Cuando un ser humano quiere trabajar, evolucionar, dar un paso más para alcanzar ese estado de conciencia que es necesaria para el planeta y sus seres, estamos hablando de energía y esa energía ustedes la tienen que entender como entienden en cada momento de día lo más básico de sus vidas, lo más básico. Si hablo estoy usando esa energía, si me muevo, si hago las cosas cotidianas, si me elevo a esa inspiración; todo es energía.

Tienen que sentir y entender que el hombre, dentro de ese ser de divinidad en el que quiere involucrarse, dentro de esa necesidad de dar ese giro a lo que hoy vive, cada pensamiento, cada actitud, cada hacer, cada todo está involucrado de esa energía, por tanto llega a todos los seres humanos, a todos. Si yo pienso lo que piense, otros seres humanos lo están sintiendo y eso, aunque no se sepa por qué, está influyendo en la vida del otro y en la del otro y en la del otro, todos los seres humanos.

No sé si recordaran que una vez encasillamos esa energía como redes en el espacio, en el cosmos, porque es así. Cada pensamiento es un hilo de esas redes y todo afecta a todo, así es de grandiosa la vida, así es de grandioso. Por tanto, aunque ustedes en su silencio, en su interior, sientan que nadie les escucha, que nadie puede acceder a esos pensamientos, no es así y menos cuando están dentro de un grupo por un trabajo especifico. Todos aquellos grupos que se reúnen con esa intención deben ser pulcros, pulcros, tanto en sus ideas, en sus pensamientos y en sus actos. Pulcros.

Por eso les decimos: reflexionen, reflexionen qué es, cuál es y cómo deben actuar tanto en solitario, puesto que nunca están en solitario y todo afecta a todo, como en grupos. Imagínense, les vamos a poner solo un ejemplo: imagínense si todos los seres que habitan el planeta fueran un único grupo, un único grupo, millones y millones de seres humanos siendo un grupo, cubriendo las necesidades de todos los participantes de ese grupo. Eso sería la vida en mayúsculas, esa es la esperanza de vida.

Por supuesto que no es así, no es así en sus cuerpos físicos, escuchen bien. Ustedes con sus cuerpos habitan en distintos lugares, se relacionan con distintas personas, tienen distintas ideas y necesidades, pero volvemos al grupo, todo aquel grupo que dice, dice, se dice y dice que quieren, que necesitan, que están por una misma necesidad, sean lo grandes o pequeños que sean, cada ser del grupo tiene que cubrir sus necesidades y las necesidades de los demás, entiéndanlo o no lo entiendan, es así. Si no cogen las oraciones aisladamente ya deben de entender porque es así. Si no es así, si las cogen semanalmente o cada tres días como es el caso de otros, lógicamente no van a saber a qué se están refiriendo en cada encuentro.

Cuando ustedes dicen y sienten que son parte de un grupo, deben potenciar la idea de ese grupo puesto que cada ser tiene su vida aparte, ha hecho su mundo aparte. Hoy es así, hoy la humanidad vive aparceladamente, no es a lo que el hombre tiene que llegar, no es lo que se espera pero hoy es así. Por tanto, allá donde esté cada cual haciendo su vida como diariamente la hace, debe de tener presente en su idea y en su corazón que forma parte de un grupo independientemente de la vida que lleve, el cual, si le presta la suficiente dedicación, el suficiente alimento, se va a enriquecer él y va a enriquecer al grupo. Pero si lo viven aisladamente, si lo viven como un encuentro cada tanto, si lo viven como una reunión de amigos, si no son espíritus conformados con una sola idea, replantéenselo y márchense de los grupos.

No pertenezcan a ningún grupo si no sienten en lo más profundo que quieren una humanidad mejor, que quieren una vida auténtica y que con su forma de vivir, con su forma de hacer son puntales necesarios para que la humanidad vea cómo se deben de relacionar.

Partiendo de lo que hay. No miren atrás ni a un futuro, partiendo de lo que hay. Lo de atrás pasó y el futuro depende de hoy, de cada uno de los seres de humanidad, por tanto no miren atrás ni al futuro, miren y aspiren a una vida auténtica y que esa sea su única esperanza.

Cada uno de los miembros de los grupos cree en la magia, poténcienla. Ustedes creen, porque lo cogen separadamente, que sus conversaciones antes y después, hasta en sus vidas cotidianas que aparentemente no tienen nada que ver con lo que ustedes llaman grupos, no se tienen en cuenta. ¿Acaso no recuerdan que se está pendiente de cada uno de los seres de humanidad crean estos o no en lo que se les está diciendo?, ¿acaso no recuerdan que a través de los sueños, a través del corazón y a través del sentido, el sentir, se está trabajando con cada uno de ustedes?, ¿no recuerdan que se les dice: no enjuicien porque nadie sabe el punto en el cual está cada cual?

Deben potenciarse desde lo más profundo y saber que son un puntal necesario para la propia humanidad, ni más ni menos, es así de grandioso. Aunque se crean por debajo o aunque se crean en lo más alto es así de mágico y grandioso, siéntanse puntales imprescindibles para que nazca esa nueva humanidad. Si no es así, si no es así siéntanlo porque si no es así deben de retirarse, retirarse y unirse sencillamente a la vida, no más.

Pero potencien aquello en lo que creen y hasta los pensamientos se les escuchan, hasta los pensamientos. Nada hay aislado, recuerden, todo lo existente es energía pura, exceptuando sus cuerpo que no pueden ver más allá porque están en prisión. Todo se entremezcla. Si salieran de esos cuerpos que los atrapan observarían que todos los pensamientos están danzando, que todo está en el aire y cada ser, dependiendo de lo sensible, de lo receptivo, de lo intuitivo que sea, percibe, percibe toda esa energía. De ahí la necesidad de que todos los pensamientos sean claros y puros, claros y puros.

Esa es la esperanza de vida y eso es lo que cada uno de ustedes debe hacer: sentirse en lo más profundo puntales imprescindibles de sus grupos. Si no es así replantéenselo.

Amén.

5 comentarios:

Jayja para tí... dijo...

Adonai, crees que todos debemos pertenecer a un grupo? que debemos reunirnos e intercambiar? yo no estoy mucho de acuerdo en eso, creo firmemente que lo que importa es ser auténtico, honesto bueno y cada día mejor, la humanidad es muy grande, demasiados distantes unos de otros araa que tengamos que estar en grupos para hacernos valer o sentir, no quiero restar importancia al grupo de usted, lo respeto, e imagino que debe ser algo bonito, pero no creo que tengamos que participar en un grupo para que se nos oiga nuestra fuerza...estoy equivocada o estoy en lo cierto? tal evz cuando usted habla de grupo habla de afinidad de pensamientos?, tal evz no lo entiendo bien, y no sé poarque, soy bien buena en interpretación, mis cariños y respetos para usted, amigo mio...

Alimontero dijo...

Querido amigo, es cierto que no nos visitamos muchos, mas siempre "estamos juntos" y mas lo confirmo ahora que te leo...
He entendido LA VIDA como tan bien lo has expresado y por eso la amo profundamente. Sé y he comprendido que mi SER es mucho mas que este envoltorio que tengo...distintos caminos me han llevado a comprenderlo y a disfrutar la vida con lo que tengo y sin quejas...porque he comprendido que todo lo que me sucede es para "algo" que tiene un sentido y que todo es permanente aprendizaje y cambios. Ah los cambios! cuánta comodidad nos impiden aceptarlos... cuántas oportunidades perdemos por no aceptarlos...y cuánto aprendizaje y regalos vienen en ellos...
Gracias por tu entrada maravillosa, gracias por aceptar mi invitacion y llegar hoy a mi blog...;-)

Un gran abrazo con todo mi corazón en armonía, paz, amor y compasión!

Ali

Adonai dijo...

Jayja: no se trata de que tengamos que pertenecer fisicamente a un grupo, pero a nivel interno somos parte de un grupo de humanidad que va mas allá de nuestra individualidad, como las células de un cuerpo que forman algo mucho mas grande que ellas mismas y les da sentido a su existencia.
Es tener conciencia de esa realidad y dejar que ese sentir trascendente impregne cada instante de nuestra vida.
Podemos y nos podemos potenciar al unirnos -no necesariamente en el aspecto físico- a seres afines o, cuando menos, poner nuestro sentir y nuestro hacer a la disposición de esa Totalidad que somos.
Espero haberte aclarado un poco tu inquietud. A pesar de la distancia siento que vamos por el mismo camino.
Un abrazo muy fuerte.

Adonai dijo...

Ali: realmente es una alegría poder compartir con seres como tu. Compartimos el camino, claro que sí, y este tiene muchas veredas y un solo destino.
Un gran abrazo para ti...

Alma dijo...

Todos unidos y al mismo tiempo con mágica forma separados,una de tantas maravillas del universo, llamada humanidad.

Gracias por la oración.

Frases